viernes, 12 de febrero de 2016

© Cada uno manejas su dolor y angustias como puede. Te comprendo Daniela

    

Cuando leí lo sucedido al gato de Daniela Cardone. Me produjo un cúmulo de recuerdos de mi gato Nicolás….

Cada uno maneja su dolor y angustias como puede.

En mi caso, cuando murió me desgarré  de dolor (solo pueden comprender lo que escribo, quien realmente ama a sus mascotas)

No tome su misma determinación, pero la comprendo

A Nicolás,  ante mi terrible tristeza le dediqué  mi homenaje escribiendo una página en mi Web. ‘Mi gran gato Nicolás’ con una melodía‘Cuando un amigo se va…’  Aún  hoy, lágrima escapan de mis ojos.

                                      
Nicolás


Daniela adoptó la taxidermia de su gato, por sentir que no estaba preparada para transitar tanto dolor… ¿Quien puede juzgar su acción…? ¿Un amigo?  Que a veces algunos no se acercan  cuando más los necesitamos... simplemente con una palabra… un café de por medio…un llamado tel.  ¡Olímpicamente se borran…!

Posiblemente ella tuviera la única compañía real de su gato, que nos dan un amor incondicional…

Aún  sin vida lo necesita tener presente ¡En sus brazos! ¡Junto a su corazón...! ¡Como esperando un milagro! ¡Pensar que esta allí, a su lado!
¿Quién puede juzgar si esta bien o mal que paseé  con su mascota sin vida?  Si ella siente consuelo a tanto dolor… ¿A quien daña…?  

Pasado el tiempo del duelo, verá a su mascota con más tranquilidad, ¡A la distancia...! en una envolvente ternura que quedará al recordarlo.

                                                                                                                                   12-02-16-

                                          Maria Rosa D'Elia Demetilla                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario